Carmen: un verano muy activo – Adolesco

Carmen: un verano muy activo

Soy Carmen y quería contar mi experiencia “francesa”. Fue una gran idea esto de apuntarnos a Adolesco, porque me gustaba el francés y me dijeron que había muchas posibilidades de conseguir una familia francesa que quisiera intercambiar con alguien de España. Y la verdad es que la familia que me consiguieron era una pasada, me trataban muy bien y tuve un verano muy activo. Mi amiga francesa, Rose, es muy maja y agradable, nos llevamos muy bien y en el día a día parecemos hermanas de verdad. Ella aún no ha venido a mi casa, vendrá en abril y estoy deseando volver a verla y pasar más tiempo juntas. He aprendido cómo viven allí, en su pueblo, en su casa, en su colegio y ha merecido la pena.
La familia de Carmen: Nuestra experiencia con Adolesco ha sido doble. Tenemos dos hijas. La pequeña es la que más claro tenía que quería ir a Francia, y ha estado 2 meses en verano en La Suze sur Sarthe, un lugar muy bonito y muy diferente a nuestra ciudad. Como ella cuenta, ha conocido a una familia fantástica, pero lo que nosotros podemos aportar es que cuando recogimos a Carmen en casa de Rose y comprobamos todo lo que había aprendido nos quedamos muy sorprendidos. En sólo 2 meses se desenvolvía en francés como una más de la familia, acudió al colegio sin ninguna dificultad y estaba totalmente integrada. Sin duda esta experiencia ha superado nuestras expectativas.
A nuestra hija mayor le ofrecieron un intercambio con Alemania, que no era su primera preferencia. Aceptó que Alena viniera a nuestra casa, pero sin tener intención de ir a Alemania. Conocer a Alena ha sido para toda la familia un aprendizaje. Es una chica encantadora, educada, que ha sabido estar y aprender bastante castellano en sólo 1 mes que estuvo en Burgos. Estamos deseando que vuelva a nuestra casa. Así que finalmente Marina se ha animado a ir a conocer a la familia de Alena, para seguir en contacto.
Ella lo cuenta así: “Mi experiencia con Alena ha sido inmejorable. Cuando lo estás viviendo lo pasas estupendamente y tienes a alguien más con quien compartir los días y además aprendes que es otra cultura distinta, y lo aprendes no con clases aburridas. Pero no sabes lo que te ha cambiado hasta que ella vuelve a su país, entonces comprendes que tienes una amiga muy especial con quien divertirte aprendiendo un idioma y muchas lecciones sobre la vida. Mi curiosidad por su país me ha hecho cambiar de opinión y decidir ir a Alemania este verano. Además estoy aprendiendo un poco de alemán, para aprovechar al máximo el tiempo que esté allí. Aconsejo a cualquier persona que tenga la posibilidad de hacer intercambios que se anime y viva la experiencia”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *