Antonio y Gema – Adolesco

Antonio y Gema

Desde el momento en el que vimos que nuestros dos hijos estaban abiertos a realizar un intercambio nos pareció estupendo poder ofrecerles esta oportunidad, no sólo por ellos, sino también el poder nosotros como padres participar en esta aventura y recibir a otros niños y acogerlos como parte esencial de nuestra familia.

Los meses previos a los intercambios han sido muy intensos y de mucha emoción: cumplimentación de documentación, encuentro de familias en España, reuniones con los colegios… hasta finalmente ser informados de las familias de intercambio y coordinar con las mismas los viajes en cuestión.  Álvaro (15) y Sergio (14) han viajado en primer lugar, ambos a Francia. Álvaro con Martin y Sergio con Basile.

Ambas familias han compartido su periodo de vacaciones, actividades, diversiones, proyectos, aficiones con nuestros hijos. Más allá de los lugares maravillosos que han conocido y de las divertidísimas actividades que han realizado, nosotros pensamos que lo más importante ha sido la amabilidad y el cariño que han recibido Álvaro y Sergio. Las dos familias al completo, tanto los papás, las mamás como los hermanos y también otros familiares y amigos, han hecho posible que los niños se hayan conocido y estén enseñándose mutuamente y de forma natural el idioma y la cultura de sus respectivos países en el mejor entorno posible, el familiar.

Ahora estamos deseando que llegue el momento de ver a  Basile en casa – viajará este otoño a España- y el verano que viene por fin conocer a Martin. Queremos sencillamente acompañarles en su aventura ahora en nuestro país, ofreciéndoles todo nuestro apoyo y ayuda. En definitiva, darles todo nuestro cariño para que estén tranquilos y cómodos porque si es así, con el paso de los días, el aprendizaje de nuestro idioma y de nuestra cultura será tan exitoso como lo ha sido para Álvaro y Sergio.

Estamos muy agradecidos a todo el equipo de Adolesco por su maravillosa labor, porque con su ayuda hemos conocido a dos familias maravillosas de Francia. Saber que contamos en todo momento con la atención y la experiencia de Adolesco es una garantía y una tranquilidad sobre todo para las familias que, como en nuestro caso, era la primera vez que participábamos en un programa de intercambio.

Estamos convencidos de que esta magnífica experiencia vivida no la podremos olvidar nunca… ni nuestros hijos ni nosotros.

Antonio y Gema

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.